prevencionista ETAC

ES UN RUBRO FASCINANTE Y DESAFIANTE

Evelyn Fuentes nos habla de su experiencia y trabajo diario
En Grúas y Equipos Cruz del Sur las mujeres juegan un rol clave en todas las etapas y procesos de la compañía. 
Una de estas líderes, es Evelyn, que llegó hace 9 años al departamento de Prevención de Riesgos para apoyar diariamente a nuestros colaboradores y clientes en las obras.

Nos cuenta que, para ella, aún con la mayor cantidad de mujeres en obra, su pega es un desafío, ya que debe demostrar que las grúas y los equipos pesados no son solo para hombres. Esto lo ha logrado con la experiencia y conocimientos en Prevención, que le han permitido un reconocimiento y validación de su trabajo

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
La interacción directa con personas de nuestra empresa y de las obras. También, me gusta la relación con trabajadores de otras 
áreas dentro de la construcción.
Tengo a diario grandes momentos, cuando te agradecen el buen desempeño en las obras, cuando los distintos equipos reconocen el apoyo en terreno o el Operador te agradece la preocupación de estar en contacto directo.

​¿Sientes que cuando partiste, hace más de 9 años, había más prejuicios que hoy en el rubro? Siempre ha existido el prejuicio que las mujeres no pueden hacer el trabajo que


 

hacen los hombres en el área de la construcción, pero cada día hemos ido demostrando que sí podemos y que lo hacemos con el mismo profesionalismo y dedicación. En esto ha 
sido clave la empresa, por confiar y apoyarme en mi trabajo.
 
¿Qué tal es la percepción de los clientes cuando ven que llega una mujer a la obra?
La verdad, soy bien conocida en el rubro de las grúas, ya que, mujeres en terreno hay pocas, la recepción en general de los clientes es buena, se sorprenden gratamente y agradecen cuando nos volvemos a encontrar.
 
¿Qué le dirías a una mujer que se plantea entrar al mundo de las grúas y maquinarias?
¡Que es un rubro difícil, pero fascinante, que se atreva! es distinto, pero en general te encuentras con personas muy amables y 
respetuosas. Más allá de todo, a las mujeres nos tratan super bien, hay mucho respeto personal y profesional.
 
Como Evelyn, contamos con grandes mujeres que, a través de su perseverancia y tenacidad, han logrado abrir un espacio en un 
rubro mayoritariamente de hombres, permitiendo ser referentes en su trabajo y una motivación para el resto de las mujeres.